Juan Soto trade grades: Padres get 'A' for landing superstar; low marks for Nationals despite big haul

Juan Soto trade grades: Padres get ‘A’ for landing superstar; low marks for Nationals despite big haul

Los Padres y los Nacionales acordaron el intercambio más grande del verano antes de la fecha límite del martes, con el jardinero estrella de San Diego, Juan Soto, y el primera base Josh Bell. A cambio, Washington recibe a Luke Voit y un puñado de jugadores jóvenes: el campocorto CJ Abrams, el zurdo MacKenzie Gore, los jardineros Robert Hassell III y James Wood, y el derecho Jarlin Susana.

Los Padres se han acostumbrado a los movimientos de salpicadura durante el mandato de AJ Preller como gerente general. Este es el más grande, ya que le da a San Diego un jugador de 23 años que está en la pista del Salón de la Fama y que está bajo el control del equipo por dos temporadas más. Los Nacionales, por su parte, reciben una cantidad de jugadores jóvenes, algunos de los cuales podrían convertirse en grandes en Washington. Ahora avanzan, probablemente bajo una nueva propiedad, sin la posibilidad de ser competitivos durante al menos unos años.

Aquí en CBS Sports no somos más que críticos, y eso significa ofrecer un análisis casi instantáneo de los grandes intercambios en esta época del año. A continuación, encontrará calificaciones tanto para los Padres como para los Nacionales, junto con explicaciones para esas evaluaciones.

Con eso fuera del camino, comencemos recapitulando el trato:

los padres reciben

Los nacionales reciben

  • 1B Lucas Voit
  • SS CJ Abrams
  • LZ MacKenzie Gore
  • DE Robert Hassell III
  • de madera de james
  • RHP Jarlín Susana

Grado de los padres: A

El béisbol profesional es, en esencia, parte de la industria del entretenimiento. Tratamos de pasar por alto esa realidad la mayor parte del tiempo porque queremos que el béisbol sea algo más grande, algo más. Aceptar que el béisbol es parte de la industria del entretenimiento no es algo malo y no descarta esos sentimientos románticos. Nadie lo ha tenido nunca en contra de las películas o la música. Reconocer el béisbol como entretenimiento ante todo, y eliminar la devoción dogmática hacia él como algo más grande, se convierte en un problema solo cuando no encuentras el producto entretenido.

Los fanáticos de los Padres han estado allí y han hecho eso. Han pasado veranos viendo un producto sin vida que fue liderado por Chris Denorfia, Will Venable y Chase Headley vistiendo esos uniformes genéricos olvidables. No queremos faltarle el respeto a ese trío de jugadores, pero puede empatizar con cualquier fanático de los Padres que se esté pellizcando hoy, dándose cuenta de que disfrutarán en el otoño contemplando un trío mejorado de Manny Machado, Fernando Tatis Jr. y JuanSoto. (También usarán camisetas en tecnicolor).

Ningún ejecutivo parece entender y apreciar más el lado del entretenimiento que AJ Preller. Di lo que quieras sobre sus oficios y sus métodos (y otros equipos bromean sobre sus formas libres todo el tiempo), pero el hombre sabe cómo energizar a su base de fanáticos haciendo movimientos llamativos que involucran a grandes nombres, todo en la búsqueda de ganar el primer Mundial. Serie en la historia de la franquicia.

Ya sea que los Padres logren ese objetivo o no, y se ven mejor preparados para hacerlo que en cualquier momento anterior, seguramente se divertirán intentándolo y venderán muchos boletos y mercadería a lo largo de la camino.

Soto es uno de los mejores bateadores, y por lo tanto uno de los mejores peloteros de las mayores. Para ilustrar el punto, está teniendo su peor temporada (a juzgar por OPS+) de la era de la pandemia. Sigue bateando .246/.408/.485 con muchas más bases por bolas que ponches. Si sus “bajos” implican llegar a la base el 40,8 por ciento del tiempo y un ISO .240… entonces, amigos, esa es una pista de que están tratando con un talento de élite. Soto es; hay una razón por la cual la gente sigue lanzando nombres como Ted Williams cuando discuten su lugar en el juego.

Para aquellos que no han tenido el placer de ver a Soto jugar consistentemente, él hace todo lo que podrías desear en el plato. Tiene un excelente dominio de la zona de strike; tiene buenas habilidades de bateo a pelota, lo que le permite hacer contacto a un ritmo superior al promedio; y su conocimiento del barril es tal que constantemente ha publicado velocidades de salida promedio que se ubican cerca de la cima de la liga. El único golpe real para Soto es que su defensa a menudo es deficiente, pero eso es un problema trivial dada su ofensiva.

Agregar a Soto a una lista que ya es buena para hasta tres carreras de playoffs es el tipo de oportunidad que no se presenta con frecuencia. Es el tipo de maniobra de alto apalancamiento donde se justifica cualquier costo, incluso si significa en su mayoría vaciar lo que queda de su sistema agrícola. Los Padres hicieron eso aquí, aunque pudieron retener a algunos jóvenes interesantes, incluido el receptor Luis Campusano y el jugador de cuadro Jackson Merrill. Nuevamente, el costo casi se paga solo cuando adquieres un jugador del calibre de Soto por varios años. Que los Padres consiguieron más que solo Soto aquí es difícil de comprender, y que el “más” es otro jugador bueno y solicitado… bueno, cielos.

Bell es un agente libre inminente que representa una clara mejora con respecto a Eric Hosmer. En 103 juegos esta temporada, bateó .301/.384/.493 (152 OPS+) con 14 jonrones y solo 12 bases por bolas menos que ponches (69). No todos los días puedes agregar un bateador que puede batear para promedio, base por bolas y slug: los Padres agregaron dos el martes, dándoles una alineación más profunda y robusta para lo que probablemente sea un reto de octubre.

Aun así, no hay garantía de que los Padres avancen más allá de la ronda de comodines. Es una serie al mejor de tres y suceden cosas extrañas en series de tres juegos todo el tiempo en este deporte. Pero parece que cada vez que la gente del béisbol invoca el análisis probabilístico en estos días, es para justificar retirarse o quedarse quieto. Nuestro equipo tenía solo un 20 por ciento de posibilidades de llegar a los playoffs, ¿qué se suponía que debíamos hacer? Lo que Preller parece decir en cambio es: ¿qué pasaría si tratáramos las probabilidades como una referencia, no como una guía? nada asegura que los números sean un hecho consumado como que los equipos los traten como uno solo. Los Dodgers de Los Ángeles y los Mets de Nueva York tienen mucho talento de impacto, seguro que lo tienen; la única forma de vencer eso es con tu propio talento de impacto. Los Padres tienen su parte ahora, y eso es todo gracias a Preller.

Es posible que funcione, puede que no. Dale a Preller esto: el béisbol ha sido muchísimo más entretenido, en San Diego y en otros lugares, gracias a él.

Calificación Nacional: D

No importa a quién recibieron los Nacionales a cambio de Soto. Nunca lo hizo. La realidad es que ya ha perdido si se encuentra intercambiando a un joven de 23 años en una pista del Salón de la Fama al que le quedan varios años más de control del equipo. La historia respalda la noción de que es casi imposible recibir el mismo valor por un jugador del calibre de Soto, y parece poco probable que este acuerdo resulte ser la excepción, incluso si algunos de los jóvenes que regresan tienen carreras sólidas o mejores. Dado que a veces es necesario decirlo abiertamente: este grado es un reflejo de la situación actual, intercambiando una cara de la franquicia en medio de estas circunstancias, más que los jugadores.

La lectura más generosa de este acuerdo es que los Lerner, que están vendiendo la franquicia, aceptaron el golpe de las relaciones publicitarias por intercambiar a Soto para que los próximos propietarios pudieran hacer borrón y cuenta nueva. Que amable El subtexto (los Lerner son conscientes de que los próximos propietarios tampoco querrían extender Soto) no debería pasar desapercibido para nadie. (¿Recuerdan toda esa perorata sobre cómo el béisbol es parte de la industria del entretenimiento? Aquí está el otro lado). Tienes que compadecerte del gerente general Mike Rizzo. ¿Crees que ya ha memorizado su discurso de despedida? Bryce Harper, Anthony Rendon, Max Scherzer, Trea Turner y ahora Soto. Todo se fue en un puñado de años.

Voit, de 31 años, es el jugador más exitoso que recibieron los Nacionales, incluso si era el Plan B después de que Eric Hosmer vetó su propia inclusión en el intercambio. A Voit le quedan otras dos temporadas de control del equipo y tendrá un propósito inmediato como un reemplazo útil para Bell. Es un bateador por encima del promedio con buena fuerza y ​​disposición para caminar. La tasa de ponches de Voit ha aumentado en los últimos dos años, lo que sugiere que los Nacionales pueden querer buscar moverlo este invierno antes de que su piso caiga.

Abrams y Gore son los cabezas de cartel reales casi por defecto, ya que han residido cerca de la parte superior de las listas de prospectos durante años y desde entonces han debutado en las mayores. Sin embargo, cada uno ha tenido una introducción comprensiblemente tosca al juego de las grandes ligas.

Abrams, de 21 años, es un veloz campocorto que bateó .232/.285/.320 (77 OPS+) con 23 ponches más que bases por bolas en sus primeros 139 viajes al plato. No está muy lejos de ser la razón por la que Fernando Tatis Jr. dejaría el campocorto, lo que habla de cómo lo veían los Padres y la industria. Esa evaluación puede ser difícil de conciliar con su juego en las mayores, pero vale la pena recordar que los Padres aceleraron su llegada. Había aparecido en solo 42 juegos por encima de A-ball cuando hizo su debut en las Grandes Ligas, y eso sucedió antes de que sufriera una lesión en la pierna que terminó con su temporada el verano pasado.

Algunos evaluadores han expresado su preocupación por las decisiones de swing de Abrams y la calidad del contacto en el pasado. Esas preocupaciones parecen proféticas hasta ahora: su tasa de persecución fue superior al 40 por ciento y tenía una velocidad de salida promedio de mediados de los 80. No es ideal. La pregunta es si Abrams puede adaptarse o no a medida que adquiere la experiencia que tanto necesita contra la competencia de mayor nivel. Estamos dispuestos a mantener la esperanza de que la respuesta sea sí, lo que, a su vez, lo convertiría en un torpedero de alta calidad a su debido tiempo.

Gore, de 23 años, hizo 16 apariciones (la mayoría de ellas como titular) y acumuló una efectividad de 4.50 (84 ERA+ y una proporción de ponches a boletos de 1.95 antes de ingresar recientemente a la lista de lesionados con dolor en el codo. Es poco probable que vuelva a lanzar hasta septiembre. y los Nacionales estarían dentro de lo razonable para cerrarlo por el año y dejarlo comenzar de nuevo la próxima primavera.

El hecho de que Gore estuviera en posición de registrar cualquier entrada de Grandes Ligas esta temporada fue una victoria en sí misma, ya que marcó una victoria sobre una aparente pelea con los yips, es decir, un tramo de locura a menudo inexplicable. Los Padres lo sacaron del bullpen al final de su estadía con el equipo, pero tiene un arsenal completo: una bola rápida de mediados de los 90 y una curva característica que se destacan como sus mejores ofertas, así como un control deslizante y un cambio de velocidad que rara vez se usa. — y debería tener la oportunidad de comenzar a avanzar.

El problema con Gore es que la combinación de su lesión actual y su pasado salvaje hacen que sea difícil pronosticar su futuro con precisión real. Podría ser un titular en la mitad de la rotación, podría ser un poco más o mucho menos dependiendo de cómo vayan las cosas.

Hassell y Wood son jardineros y selecciones altas recientes en el draft.

Hassell, 21 en menos de quince días, proyecta tener una buena herramienta de éxito. Todavía no ha aprovechado su poder en bruto de la forma en que los cazatalentos han querido ver de él desde que se convirtió en el No. 8 en general en 2020, y no está claro si se mantendrá en el jardín central a largo plazo. Si Hassell se desliza hacia una esquina, ejerce aún más presión sobre él para desbloquear su pop.

Wood, de 19 años y una selección de segunda ronda el verano pasado, figura en 6 pies 7 pulgadas. Tiene una potencia bruta masiva y se mueve mejor de lo que esperarías para alguien de ese tamaño. Los evaluadores estaban preocupados por su tendencia a abanicar y fallar como aficionado, pero ha logrado avances en ese departamento. Esta temporada en A-ball, se ponchó en menos del 20 por ciento de sus viajes al plato. Hay potencial en el medio de la alineación aquí si Wood puede continuar colocando el bate en la pelota de manera consistente a medida que sube en la escalera.

Susana, de 18 años, es una gran diestra que no ha lanzado más alto que la liga compleja. Tiene una buena recta y un rompimiento prometedor. Existe la posibilidad de que se convierta en un lanzador de alta calidad, los componentes básicos están presentes; también existe la posibilidad de que se convierta en relevista, o que nunca lance en las mayores. Así sucede con los brazos complejos.

Estas adiciones dejan a los Nacionales con un sistema mejorado de granjas, pero aún más que eso, solidifican el sistema de Washington como uno de los de mayor variación en el juego. Hay una amplia gama de resultados posibles para Hassell, Wood, Susana y algunos de los jugadores que ya están en el puesto, como las selecciones principales recientes Elijah Green y Brady House, así como el fichaje internacional de primer nivel Cristhian Vaquero. La reputación de los Nacionales en el desarrollo de jugadores ha disminuido en los últimos años. Ayudar a algunos de los jugadores de arriba a “hacer clic” contribuiría en gran medida a revertir esa diapositiva.

Leave a Comment

Your email address will not be published.